Regreso al futuro II

julio 5, 2008 at 10:07 pm (Uncategorized) ()

Después de tanto tiempo, me animo a volver a escribir. Por fin puedo volver a sentir el ruido de mi teclado, ¿o debería decir sonido? La verdad es que a mí nunca me ha parecido un sonido desagradable. Es más, me gusta.

Llevo un tiempo usando el ordenador portátil de mi padre ya que la pantalla del mío murió. Hoy me han comprado una pantalla nueva y estoy más feliz que un niño con un juguete nuevo.

He de decir que el vacío de este blog -no muy percibido, ya que me apuesto el cuello a que nadie lee esto- no se ve roto por un ataque repentino de inspiración, pues sigo sin saber qué publicar… pero algo dentro de mí me dice que estoy empezando algo nuevo. Siento que mi vida está cambiando, y lo hace antes de lo previsto.

Siempre he pensado que las cosas te tienen que venir, sin buscarlas… aunque las necesites mucho, ya que si te desesperas e intentas forzar las cosas, te terminarás quedando con lo primero que pase y no con lo mejor. Las cosas que surgen y llegan de imprevisto suelen ser mejores y más duraderas… digamos que son cosas del destino, para quien crea en él.

La verdad es que, a pesar del tenso ambiente que en mi casa se respiraba hasta hace poco, el estar medio enferma y aburrirme a veces como no os lo imagináis… estoy feliz. Sí, estoy feliz. Siento que tantos malos tragos pasados han merecido la pena. Siento que me han dado experiencia y, con ello, madurez. Siento que todo este tiempo pasándolo mal… me va a llevar a una recompensa. Lo siento y espero no equivocarme.

Una cosa que espero es continuar actualizando un poco el blog… porque desde luego, soy lo más perro que hay sobre la Tierra.

Permalink Dejar un comentario

El primer paso

abril 18, 2008 at 4:34 pm (Uncategorized)

Hace unos pocos días di el primer paso para cambiar, ligera o bruscamente, aún no lo sé; mi vida.

Mis padres aborrecen el tema, y entiendo que ya estén hartos de él. Quizás me haya convertido en una paranoica o esté siempre a la defensiva, pero la verdad es que tener una cierta vista para y uso de razón con la gente me hace pasarlo mal. Creo que el valorar tanto la amistad -cosa que nunca me ha sido entregada- y el conocer a gente que no vale una mierda, es como un cóctel molotov para mí.

Ya en primaria las niñas más mandonas me manejaban a su antojo. Cualquier cosa que dijera o hiciera que no les conveniese, me decían lo típico de: ya no soy tu amiga. Y yo, desconsolada, me iba a la esquina más cercana a llorar. Pero el verano de 4º a 5º de Primaria me dio un lapsus y decidí que eso no volvería a pasar. ¿Gilipollas? Tú más.

Me apunté con los chicos a jugar al fútbol en los recreos junto con otras dos chicas, las cuales nunca se juntaban con mi anterior grupo de amigas, ya que estaban ocupadas en eso, en jugar al fútbol. Las cosas me iban mejor en el plan en el que todas y todos me respetaban y no se metían conmigo. En 6º salíamos ya un grupo de chicas y de chicos. Pasamos al Instituto. 1º de ESO y todo cambia. Nos separan, y los grupos de antes se dividen. Me apuntan a mecanografía. Todos los días una hora, lo que me evitaba poder salir los viernes. Una del grupo se enfada conmigo por ir detrás de ella como un perrito faldero y me humilla y requetehumilla para que la pida perdón por algo que ni yo entiendo. Al final se cansa y termina siendo ella la que me pide perdón a mí. Bronca semejante en el segundo trimestre, con igual final. En el tercer y último trimestre, ya finalizándolo, convenzo a mis padres para perder mecanografía y salir una tarde. La gente con la que me iba me dice que no, que no vaya porque me piensan hacer boicot y salir corriendo para yo ir detrás. Poco después, la chica de las broncas, se conecta al MSN. Estaba con otra, una con las que un par de años antes yo jugaba al fútbol. Me espetan un repentino tenemos más amigos que tú, a lo que yo contesté: sí, pero no son de verdad. Bronca al día siguiente en el Instituto para explicarles lo que quise decir. Ni mú, ni mú. Toda la clase se pone en mi contra y me aísla. Nadie me habla.

Segundo curso. La de las broncas me empieza a hablar, pero la que estuvo con ella en el MSN tarda como seis meses en hacerlo. Las cosas cambiaron y me junté con una chica que entró nueva en primero, con la esperanza de encontrar a una buena amiga. Nos fuimos ella y yo con esta última chica y empezamos a salir las tres. Todo fue bien hasta tercero. Estábamos los de la vieja escuela juntos, y podía ir hablando con unos y con otros. Todo estaba bien.

En cuarto curso se quedan la mitad atrás, y únicamente pasamos las tres que salimos juntas. Se añade una nueva en clase, repetidora en tercero y muy listilla.

Nos dicen de ir de excursión a Jaca de fin de curso a esquiar. Muy emocionadas fuimos las cuatro que he nombrado antes. Los cinco días que estuvimos los puedo definir con una única palabra: horribles. A todo esto, la chica que vino nueva a principios de secundaria pasó de parecer una imparcial y una pava, a ser una imbécil que se pasaba muchísimo conmigo después de que yo la apoyase cuando no conocía a nadie en el instituto. Las dos con las que salía y la repetidora se hacen eternas enemigas mías y me hacen la vida imposible sacándole punta a todo lo que digo o hago y mofándose de mí, llegando hasta el punto de permitir que uno de los chicos se escondiera debajo de la cama que estaba enfrente de la mía en la habitación del hotel, justo cuando yo salía de la ducha y me vestía en el cuarto. Incluso doblaban las patas de mi cama plegable, y se ponían enfrente a hacer como que veían fotos en la cámara, para que cuando me sentase y me pegase la hostia; se pudiera grabar y reírse un poco más de mí si cabía.

Todo esto me hizo meditar la decisión de cambiarme de Instituto a probar suerte. El martes eché el papel de reserva de plaza en el IES María Zambrano, un instituto de mucho prestigio aquí. Nadie sabe nada. Se enterarán hacia mediados de Septiembre, cuando vayan a la presentación y no me vean ni físicamente ni en las listas.

Siento el tocho, no creo que nadie se lo lea, y ni si quiera sé por qué lo publico en el blog. Quizás porque me apetece escribir, porque necesito desahogarme o porque quizás sea útil tener algún testimonio amplio de mi situación para, quién sabe, poder demostrárselo a alguien que quizás pudiera rechazar este comportamiento hacia mí… alguien que quizás me tenga algo de estima.

Permalink 1 comentario

No sólo el que se va, muere

abril 13, 2008 at 3:57 pm (Uncategorized)

La mañana es preciosa. El olor del fresco bosque me alimenta de energía. Parece que llevo buen ritmo, llegaré pronto. ¡Ojo! Se acerca “la curva”. Pedaleo por “la curva” con el gran respeto que siento hacia ella. Es una mala curva. A medio camino de superarla y por el carril opuesto, entra en escena una motocicleta y sus dos ocupantes. Parece haber perdido la trazada. Viene hacia mí. Varío mi trayectoria para liberarme de lo que hubiera podido suponerme un enorme impacto. Lo consigo. Ellos no.

El más horrible estruendo inunda mis oídos. Dirijo la mirada con el horror ya en mis sentidos. No es una pesadilla. Han colisionado de frente con la furgoneta que me seguía. Dos cuerpos tumbados. Inmóviles. Un hilo de miedo carmín brota de uno de los cascos y con rapidez cruza la carretera de lado a lado. Uno de los cuerpos se incorpora, mira a su compañero, novio, marido, hermano, amigo, quién sabe. No sé qué hay en esa mirada. Sólo sé que no la olvidaré nunca. Silencio dentro del pánico. Exclamo a los otros conductores para que se detengan. Llamo al 112 rogando ayuda. Ignoro cómo ser más efectivo. Me tiemblan las piernas. Mi corazón late con fuerza.

¿Qué más puedo hacer? ¿Donde está la ambulancia? La impaciencia nos embriaga a todos. La sangre nos asusta y nos tiñe los sentidos. ¿Dónde está la ambulancia? ¡Una sirena!, “¡todos fuera, dejad paso!”, grito con energía. La policía local. ¿Dónde esta la ambulancia? 20 minutos tarda la ambulancia. Estábamos a 3Km de Sant Pere de Ribes. No importa ahora. Ya están aquí y saben cómo arreglar esto.

Miro con esperanza a los profesionales que se lanzan sobre uno de los cuerpos. No me gusta lo que veo. Llega el helicóptero. No me gusta lo que veo. El paramédico le hace un gesto negativo con sus brazos al piloto. No hay nada que hacer, parece querer decir. Me pesa la cabeza. De mis ojos brotan tristeza y rabia.

El conductor de la furgoneta tiene la mirada perdida. De los ojos del buen hombre brota dolor. Me dice que se le han echado encima. Lo sé. A mi pesar, lo he visto todo. Le abrazo. Se echa a llorar.

Llamo a mi mujer. Le cuento con voz temblorosa. “Te quiero, dale un beso a la niña, nos vemos en un ratito”. La dorada manta térmica nos enmudece a todos ante nuestra impotente mirada. Mientras, el viento que la levanta nos recuerda esos 44 años que se han ido.

Delante de mis narices. En segundos. No he podido hacer nada. Algo ha muerto en mi hoy. Nunca olvidaré. Nunca.

Domingo 6 de Abril. 11:40 de la mañana. Se acabó el día para mí.

Nada más que decir.

Fuente: periódico La Vanguardia.

Permalink Dejar un comentario

Let’s go!

abril 12, 2008 at 6:27 pm (Uncategorized)

Me animo a hacerme un wordpress, visto que el blogspot es peor y que ya me cansé de él… a ver si la novedad de este tipo de blog me anima a actualizar cosas curiosas y tal. Ya tenía pensado abrirme un wordpress hace tiempo, pero como no se me ocurría sobre qué empezar, no me animé… hasta ahora. Mi post inicial no va a tener nada de novedoso, únicamente os explicaré el por qué de este nombre, que sino, hoy no dormiréis.

Principalmente quería un nombre original, y no ningún tipo de seudónimo. Eché la vista atrás y me acordé de que una compañera en la Escuela Oficial de Idiomas adoraba decir “a bottle of mineral water”. Ya sabéis, porque rima y eso. Pensé en ponerme “areyoutalkingtome”, pero si no se puede poner la interrogación no tiene gracia, además, mi querida amiga algodón de azúcar me dijo que prefería el de la botella, y yo, como buena mascota que soy, obedezco. Espero ser algo original y continuar tiempecito con esto… lo que más me va es contar curiosidades, y con el Menéame las tengo aseguradas ^^

Espero que no sufráis de polidixia…

Permalink 2 comentarios